martes, 24 de febrero de 2015

Trasfondos de personaje



¿Qué es un trasfondo en un juego de rol? Puede referirse al contexto de una ambientación, de un personaje, etc. Pero me interesa hablar más sobre los trasfondos de personaje, y comentaré lo que opino sobre dicho tema.

¿Cada personaje necesita un trasfondo? Quizá esta sea una pregunta que muchos ni siquiera se cuestionen porque den la respuesta por hecho, pero a veces, en los juegos del tipo "de la vieja escuela" (a los que más suelo jugar), sí que es verdad que puede haber un mayor interés por las mecánicas del juego que por la interpretación, en determinados casos.

Yo opino que sí, excepto en one shots (partidas de una sesión, e incluso en esas suelo preparar un pequeño trasfondo para cada personaje). El trasfondo hace que un jugador se meta un poco mejor en la piel del personaje, ya que le da forma narrativamente hablando, y a la hora de interpretar, recordar el trasfondo puede ser determinante para realizar una actuación u otra. Es una manera de añadir rasgos adicionales a un personaje, historia, motivaciones, y preparación para lo que va a venir después: la partida.

También desde mi punto de vista, que un jugador se esté creando a su personaje, y esté planeando uno u otro trasfondo, también lo hace involucrarse de manera más directa con la historia, con la ambientación donde se juega y con el máster. ¿Y por qué menciono lo del máster? Porque pese a ser una figura importante, que hace a las veces de árbitro y de narrador de historias, forma parte del grupo de juego, al igual que los jugadores, y la comunicación debería ser tanto ascendente como descendente. ¿Y qué diablos es eso? Es sencillo de explicar.

Máster y jugadores, tienen distintas tareas y trabajo, puesto que en esta afición se requiere de cierto esfuerzo para lograr unas partidas de rol más completas, donde el máster planificará la estructura de la partida, la historia, etc. y los jugadores deberán involucrarse en la misma y participar de manera activa, para que completen esa historia. Sí, el máster tiene más trabajo por lo general, pero lo ideal es que tenga en cuenta que sin jugadores no hay partida, y viceversa. Y por este motivo, elaborar un trasfondo puede ser una manera de que los jugadores se impliquen con el máster de manera más directa, comenten el mundo de juego, la situación de la partida, y se imaginen ahí a sus personajes.

Alguna vez me he encontrado en esos casos donde parece que la palabra del máster es sagrada, y pese a que ha de tomar ciertas decisiones en cuanto a la interpretación de consecuencias, el máster es un jugador más.

¿Por qué hablar justo ahora tanto del máster? Pues justamente por ser uno de los mayores interesados en que la historia de cada personaje, sea del agrado del jugador que lo va a interpretar, y se adapte a la partida. La finalidad del rol siempre será la diversión, se haga de una manera u otra, pero considero, que una compenetración entre jugadores y máster correcta, hace que una partida sea más fluida, más divertida y más completa.

En conclusión. Para mí da igual al juego que juegues, o cómo se juegue (hay muchos estilos de jugar y cada mesa es un mundo). Pero creo que para una partida con un mínimo de coherencia y seriedad, un trasfondo es una manera de acercar el mundo de juego a cada personaje. De esta manera, es más probable que la historia interese de manera especial a cada jugador, sintiéndose verdaderamente implicado en el mundo de juego.

Como dije antes, quizá algunos ni se planteen esto, pero hay gente que se centra demasiado en las mecánicas de personaje, y que luego hace que no miren demasiado a la historia, sino a probar las mecánicas. Es un mal existente en las últimas versiones de d&d, que puede atajarse con sentido común y con ganas de interpretar y participar activamente en el rol, para que no se convierta en un wargame.


NOTA: es una pequeña conclusión sacada de partidas, jugadores y debates que he presenciado, y simplemente es una opinión personal.

Un saludo a todos, y gracias por leer mis desvaríos.

jueves, 29 de enero de 2015

Proyectos creativos roleros



Buenas gente. Paradójicamente, en temporadas de estrés, exámenes y tal, a uno se le pasan muchas cosas por la cabeza, y una de ellas es el deseo de volver a quedar y echar alguna partida de rol. Y no solo eso, sino como master, intentar innovar y crear algo nuevo que pueda atraer al grupo de juego. Y se me pasan varias ideas por la cabeza, como son cambiar totalmente de género (mi grupo y yo solemos ser muy dungeoneros), y cambiar a algo tipo CiFi, e incluso el típico proyecto que una buena parte de roleros siempre tendrán pendiente, o se encontrarán desarrollando: el proceso creativo de desarrollar un juego de rol.

Bien, de esto último voy a hablar sobre una idea que tengo, y que probablemente lleve a cabo a modo de experimento. Se trata de crear un sistema para un juego de rol dungeonero-humorístico, en el que los personajes no solo no son héroes, sino que son héroes por casualidad. Un sistema en el que las habilidades se vean restadas por varios niveles de torpeza por parte de los personajes (sí, las habilidades tendrían penalizador dependiendo de unas "torpezas"), obligando a los personajes a fallar en determinadas ocasiones y circunstancias. Suena raro, ¿verdad?

El propósito de esto último, es hacer que los personajes sean propensos a fallar, aunque ellos no quieran. Entonces... ¿cómo un personaje en una partida así sería capaz de realizar algo bien? Bueno, ahí se encuentra mi principal idea. Los personajes son capaces, mediante gestos no heroicos, de salir de determinadas situaciones de modo más o menos satisfactorio. Por ejemplo, tropezar, caer al suelo pero por casualidad, clavar una espada a tu enemigo. Hacer que sean los personajes unos torpes, vagos, un claro ejemplo a no seguir, e intentar algo totalmente atípico a emular en un juego de rol.

También se me pasa por la cabeza, que las historias que se narren con ese sistema, han de ser tan épicas e interesantes como el master pueda, a la usanza de los juegos de fantasía, y que los jugadores interpreten sus personajes no para fallar adrede, sino para intentar superar los peligros, a través de todas sus limitaciones. Y para ayudar a todo esto, dotar a los personajes de decisión sobre la partida, y ridiculizar la historia en determinados momentos. Si, ridiculizar. Salvar a una princesa por casualidad. Conseguir un gran descubrimiento gracias a la suerte de un hecho aleatorio (como descubrir que un villano se encuentra escondido en casa de su amante, a la cual uno de los jugadores acaba de encandilar). Realizar un conjuro, fallarlo, conseguir un efecto totalmente distinto al pretendido y aun así, sacar provecho de ello. En definitiva: los personajes son unos patosos con una maldita suerte, que les catapultará a lo más alto.

Para poder conseguir todo esto, los personajes tendrán limitaciones de base, habilidades, cualidades especiales... y puntos narrativos, con los que desvirtuar la historia que le proponga el dm, dependiendo de la situación. Algo como puntos narrativos menores, intermedios y mayores, que le permitan cambiar la historia de manera mas drástica o menos, según el caso, y de esta manera conseguir un desenlace totalmente inesperado y motivado por la creatividad y la parodia del jugador. De esta manera, se lograría contrarrestar un poco toda esa mala suerte y malas puntuaciones que reflejaría la ficha, e incluso darle una vuelta de tuerca y hacer incluso útil que un personaje sea un patoso, un vago o alguien poco inteligente.

Por supuesto, el propósito es que un dm prepare una historia, y el final sea totalmente inesperado, absurdo y cómico. Y pienso que puede ser idóneo para jugar con gente de mi grupo, que en particular suele tener un buen sentido del humor, y estar deseosos de rol. Por lo pronto es una idea, que poco a poco tomará forma, e intentaré de esta manera probarlo en una tarde con una partida de rol desenfadada.

¡Un saludo!



domingo, 18 de enero de 2015

Galactic Man

Bueno, y haciendo honor a justo lo que mencionaba en una entrada atrás, aquí va una muestra de lo que comentaba sobre música.

De vez en cuando me pongo a pensar, imaginar, probar y experimentar melodías y ritmos, y si nos ponemos, hasta coordinarlos para hacer alguna cancioncilla. Pruebo con estilos, con sonidos muy variados, y hoy, me ha salido justo esto: 




Es una canción de estilo chiptune, con sonidos que me han devuelto a una época que no he vivido por mi juventud, pero sí que he probado algunas antiguas obras de arte de los videojuegos en los años posteriores (cuando en el mercado se encontraba la supernintendo o la megadrive, mis padres me compraron una nes). Luego con los años, también he jugado a otras cosas, tanto antiguas como modernas, pero pese a todos los avances, siempre volveré a rejugar algunos títulos como super mario, dig dug, adventure island, contra, gradius, bomberman, galaxian, golden axe, battle toads, legend of zelda, y otros tantos de esa misma época. Por supuesto, la mayoría de esa lista pertenecen a Nes (si no casi la totalidad), por motivos obvios.

Ya hablaré en otro momento sobre eso del retrovicio que particularmente, a mi me parece algo que no pasa de moda. Y a la vista está cuando en la actualidad siguen triunfando algunos personajes tan conocidos como Mario o Link, junto con otros no menos importantes pero de más reciente incorporación.

Retomando el tema de la canción, como músico amateur (muy amateur), he de decir que seguro que tengo mucho que aprender y que se podría perfilar, pero humildemente con los medios de que dispongo, creo algunas cositas como esta. Espero que os guste. La podeis descargar desde mi soundcloud: Soundcloud: Galactic Man

Un saludo.

sábado, 17 de enero de 2015

Música

Para quien me conozca no es nada nuevo decir que me encanta la música. Es una expresión del arte que personalmente me gratifica como pocas otras, y es que la buena música puede causar sensaciones que casi no se pueden describir, salvo con música. Es por ello, que ando escuchando música a menudo, desmenuzando las canciones, su melodía y ritmo, y disfrutándolas a cada día que pasa. Por ello, cabe mencionar que de vez en cuando compartiré por medio de este blog, la música que me dice algo.



Ésta ya puede ser tan variada como una canción de rock, neoclásica, un remix del tema de algún videojuego, o algo por el estilo. Y también, mostrar a la gente algunas de las creaciones que de vez en cuando tengo a bien realizar, por el mero gusto de hacerlo, por amor al arte. Y dado que soy muy aficionado a todo lo que tenga que ver con super mario, aquí comparto mi versión particular de la archiconocida canción principal de este juego:







No creo que sea la mejor versión, pero es algo que yo mismo he creado, y con lo que disfruto creando. Espero que os guste

sábado, 10 de enero de 2015

Eberron Acelerado


Sí, hacer una entrada de presentación y declaración de intenciones está bien, pero considero que un blog ha de servir para divulgar, compartir, y quedaría vacío si no comienzo añadiendo contenido.

Eberron Acelerado. ¿Qué es ésto? 

Es una idea personal, para adaptar el sistema y entorno d&d a FAE. Con esta conversión, pretendo importar los detalles más destacables del sistema d&d (representación de clases, habilidades, etc) al sistema FATE. El texto está incompleto, debido a que se puede pulir mucho más, pero creo que es suficiente para transmitir la idea.

Hay todavía que probar cada aspecto de la conversión, e intentar adaptarlo lo mejor posible, puesto que una idea que en un principio parecía buena, puede resultar no ser viable; por ello, no me voy a dar por satisfecho con un resultado prematuro, y pretendo que la idea se geste durante un tiempo, hasta que sea pulida.

Decir que para entender la idea, hace falta conocer d&d en su versión 3º preferentemente, y conocer el sistema FATE o FAE (sistema original de evil hat, y cuya versión española corre a cuenta de Conbarba, por un precio muy económico o el "paga lo que quieras", que permite obtener legalmente una versión digital gratuita). También es conveniente saber algo sobre la ambientación de Eberron, pero no necesario, puesto que la información del sistema poco tiene que ver con la ambientación; de hecho, se puede extraer lo básico para hacer una partida ambientada en d&d clásico, con ambientación propia, u otra ya existente (reinos olvidados, golarion, dragonlance, greyhanwk, midnight, etc). Por supuesto, cada ambientación puede tener particularidades, y resultar necesarios algunos ajustes, pero la idea es que sirva como base a todo aquel que quiera darle uso.

Y bueno, aquí dejo el enlace para leer el PDF online o descargarlo: Eberron Acelerado

No tiene una maquetación elaborada, ni imágenes; es una versión alfa de una idea que ha de ser pulida. Aun así, he intentado que esté orientado a que otras personas lean este borrador, y que pueda ser comprendido en la medida de lo posible. Pero como esto es solo un principio, me encuentro abierto a cualquier sugerencia para mejorarlo.

Sentíos libres de comentar sobre el documento o el blog; de hecho, tengo especial interés en ello. Un saludo, y que rueden los dados.

Comienzo, eso que todos tenemos alguna vez

Bienvenido sea todo aquel que haya visitado este blog personal. Este blog nace con la idea de ser un lugar donde poder expresar mi opinión, para todo aquel que le interese. ¿Difiere esta idea sobre la de otros blogs? Seguramente no.

Pero no por ello significa que uno deba pensar que no hace algo exclusivo o personal. Precisamente, la opinión de cada uno y lo que cada uno puede aportar, es lo que quizá incentive a cada blogger. 

Sin demasiada dilación, ni rollos sobre las motivaciones que a uno le pueden llevar a la creación de un blog, aquí va una declaración de intenciones. Este blog además de dar una opinión personal sobre determinados temas, pretende ser lugar de divulgación de diversas aficiones o hobbies, para compartir experiencias sobre esos gustos "frikis" que tanto nos gustan a unos cuantos (bueno, ya vamos siendo más que unos cuantos). 

Algunas de las aficiones sobre las que pretenderé hablar por aquí: rol, videojuegos, algún juego de mesa o cartas, música, opiniones personales y temas relacionados a los anteriores. 

Un humilde saludo desde el comienzo.